Por todas esas cosas que merecen ser contadas.

Por todas esas cosas que merecen ser contadas.
Por todas esas cosas que merecen ser contadas.

viernes, 23 de diciembre de 2011

Mi boli y yo.

Estaba en mi desordenada habitación mirando fijamente nada en concreto, reflexionando sobre tiempos mejores, lamentando momentos peores, y he decidido hablar de una sensación básica para mi...
ESCRIBIR A MANO
Como es fácil suponer, adoro escribir. Pero, aunque el sonido de las teclas al ser pulsadas es muy tentador, y seguro que lo recordaré con nostalgia en un futuro... No puedo compararlo con la sensación que produce coger un boli o un lápiz, un papel y... hacer magia. Porque es básicamente eso, antes solo era un papel y de golpe... es un pedazo de ti, un pedazo de tu cabeza, un pedazo de tu vida... La magia es perfectamente visible, ese papel está vivo y forma parte de ti. Puedes tirarlo, romperlo, quemarlo o guardarlo... pero ha quedado marcado por ti para siempre.
Aun en el caso de haber dibujado tan solo una estrella o una flor... ese papel antes era un papel más, un simple papel en blanco, ahora es un papel en blanco con una estrella dibujada por ALGUIEN, es decir, ese papel ha estado en manos de alguien que por un motivo a dibujado sobre él...
Puede parecer ridículo, pero es especial, mágico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada